Poesía Señales

 

Amo los viajes nocturnos

los momentos de aproximación a las ciudades

el gran fuego de la carne cuando el beso

la fuente del fondo de mi risa

las nubes que sueñas

Barinía

en la alta montaña

mientras los ríos llevan hasta nunca el sabor de la tierra.

amo y repito a cada instante

el lenguaje de los músicos anónimos

cuando reaparecen los días

que me recuerdan enamorado

amo los tiempos de mi vida apureña

las idas y venidas de las aves acuáticas

mi retrato de sorprendido transeúnte

mirándome tan fuerte

pero todas las distancias terminan en mi corazón

como toda ola vuelve a ser el comienzo del mar