TRIPTICO DEL AGUILA QUE HABLA DEL FRACASO

águila

I

Para qué mirarse el vuelo

Águila pico partido

si no puedes decir alegrías

cuídate del olvido y tendrás cielo

con nubes maravillosas

II

Fuente del alba desprendida

refresca mi lengua

que ya no se oye el pillar sobre los montes

ni bajan las neblinas

que apaciguaron un día

la sed del grande perro corazón mío

III

Ha llovido

las alas pesan

no escondas el crecimiento de las aguas

que ahí viene el olvido a buscarte

como cualquier cosa que no vale nada

nada

ojitos míos

mirada de aguila

LA PIEL DE LAS ROCAS

No siento ningún regocijo

de que el rocío

lama mi faz

de moribundo comedor de piedras

es evidente

que he soñado islas grandes y gratas

que la ira

me ha hecho tambalear

en la piel de las rocas

señalando los enemigos

vencidos en el campo de batalla.

I

Tiempo atrás aprendí

a caer lejos

alarido extraordinario

sin rasgos

de hecho

cotidiano.

Las piedras

SEÑALES

Poesía Señales

 

Amo los viajes nocturnos

los momentos de aproximación a las ciudades

el gran fuego de la carne cuando el beso

la fuente del fondo de mi risa

las nubes que sueñas

Barinía

en la alta montaña

mientras los ríos llevan hasta nunca el sabor de la tierra.

amo y repito a cada instante

el lenguaje de los músicos anónimos

cuando reaparecen los días

que me recuerdan enamorado

amo los tiempos de mi vida apureña

las idas y venidas de las aves acuáticas

mi retrato de sorprendido transeúnte

mirándome tan fuerte

pero todas las distancias terminan en mi corazón

como toda ola vuelve a ser el comienzo del mar

 

 

Carta de Heriberto López a propósito de Fotografías de Familia

poemas familia alberto perezAlberto José, muchas gracias. Es un libro muy hermoso. Son las ocho y media de la tarde, el sol se mantiene como un hoplita viendo el avance de las huestes enemigas. No puedo dar un concepto de los poemas pues estoy  borracho, Carmen me emborrachó en una cantina cerca de mi casa y con dificultad de viejo me tomo los últimos tragos. Mi nieta Casandra la nueva, está preciosa, es sólo para que sepas que la sangre no se detiene y hace deltas deliciosos. Es tu libro un poema lleno del río, creo sin temer a equivocarme que tu abuela era un pez, no tengo la menor duda y tu mamá una garza joven que se aprendía de memoria el río y su pasar incesante igual a un dios que convertido en agua quiere que lo beban, así calmen esa sed del paisaje y las tardes calientes del llano. Me gusta mucho ese libro, los poemas se leen sin ningún esfuerzo y parecen pedazos de sueños que a todos pertenecen. Sé que es una manera de alimentar a tus nietas. Joyce dice, en la parte de Tristan & Iseult (de Finnegans Wake) .

Seraphim
The pale stars awaken
To service till
In moonless gloom each lapses, muted, dim
Raised when she has& shaken
Her thurible
(Serafines/pálidas estrellas despiertas/aún vigilantes/ en la sombra sin luna donde cada uno tropieza/ aturdidas, debilitadas/ cuando ella se ha levantado y agita/ su incensario) es traducción aproximada y sabrás perdonarme. ahora bien, por qué cito a Joyce leyendo tus poemas, porque la memoria es algo que se alimenta de deseos, nada más. Además tus poemas parecen cuentos, lo propio del Aeda, los Celtas creían que la vida era un árbol así como tú supones que lo vivido es un río. De otra parte, voy a enviarle el libro a Alina en Nicaragua, ahora está en Nueva York y se deleitará al leerlo en medio de sonidos sajones, estoy seguro. No sé si puedes volverme a enviar el libro anterior pues al enviarlo lo he perdido, algo hice que el texto desapareciera, es para dejarlo en mi apartado de mensajes telecargados ( fea palabra) prometo no volverlo a perder.
Poeta, gracias, ahora el patio se ha llenado de pájaros, vienen a despedirse, son de una amabilidad que les viene del vuelo, abrazo, Heriberto.

UNA CARTA Y UN POEMA DE LUBIO CARDOZO

Lubio Cardozo Poeta Venezolano
http://lenincardozo.blogspot.com.es/

UNA CARTA Y UN POEMA DE LUBIO CARDOZO

País de las nubes, febrero 2013.

 

Poeta

Alberto José Pérez

Barinas.

 

El pensar más profundo sólo lo posee la poesía. Allí donde no alcanza la ciencia la lírica si toca esas puertas aunque a veces por lo menos abren los postigos. Martín Heidegger después de publicar más de setenta enjundiosos libros de un novedoso meditar aportativo a las filosofías de Platón, Aristóteles, Kant, vislumbró la impotencia de la desnuda inteligencia lógica –llámese metafísica, matemática, química, física- para entrar en los predios de los nuevos misterios epocales, únicamente la poesía – así lo entendió- se encarama en las broncíneas murallas del cielo. En los últimos años de su vida Martín Heidegger se enclaustró en los espacios de la poesía.

La alegría de tu infancia en buena medida el río te la permitió en medio de sus cálidas luminosas ondas conociste un claro de la felicidad, en las orillas tal vez había matas de bora con sus espléndidas flores violáceas. En aquellos momentos, en aquellos lugares se formó la metáfora; durmió ésta algunos años en ese aposento del espíritu llamado el memorar, para tiempo después reverdecer en tu formidable poema.

En el piso académico del pensamiento literario contemporáneo, erudito, ninguna de sus lumbreras deambulantes por esos monasterios con dichas “metodologías” sofistiqueras podría abrir el cofre de esos dos profundos versos tuyos. Yo ni de vaina tomaría esos pasadizos, solicité si la ayuda de la única amada quien nunca me ha abandonado (ni traicionado), la fiel, la poesía.

En tus manos, pues, mi poema –hijo del tuyo- dejo. Tu viejo lector.

 

Lubio

 

Lubio Cardozo

 

POEMA EN TORNO A DOS VERSOS DE UN TROVADOR AMIGO

 

“Habito en la flor de bora

Del río de mi vida”…

Alberto José Pérez, Un poeta como yo (2006.p.23).

 

Risa dulcemente alborozada del agua

la flor de bora.

Ventana ésta donde el alterno Sol reina.

Regocijante saeta al error de la mesticia arrojada.

Más allá de la alegría

escintilante lontananza equívoca.

Percibese su retumbo en el extravío onírico del alma.

 

Camino de aguas lustrales escondido anhelo.

Las arrosetadas hojas de la bora

el pálido violeta de los párpados de sus corolas

anuncian los transparentes campos del retorno a la inocencia

jamás hallables.

 

El trovador a la morada de la flor de bora

por las luminosas ondas cálidas

nunca sus pasos desanda.

 

Sólo un poeta

de recóndita tristeza armado

en su canción diría

“Habito en la flor de bora

Del río de mi vida”…

 

POEMAS PARA UNA AMIGA

poema para una amigaCuando nacemos tenemos vida, madre y padre,

Pero la vida misma se encarga de llenarte de familia,

Y si, en eso se convierten las amigas,

Las verdaderas amigas son hermanas,

 

 

Yo no tuve la oportunidad de tener una hermana,

Hubiese sido mi cómplice, aliada y confidente,

Pero si tuve una gran amiga, es mi hermana de corazón,

 

 

Teníamos tanto en común y llegamos a conocernos tan bien,

Que solo bastaba con mirarnos para saber lo que una quería o necesitaba,

Entendíamos perfectamente nuestro silencio, nos guardábamos secretos,

 

 

Aunque siempre había picardía y las pequeñas travesuras fueron las mejores,

Lloramos, reímos, los abrazos eran más que eso,

Despedirnos era una de las cosas más difíciles, aunque fuera por unas horas,

Éramos como Betty y Vilma, Heidi y Clara, Dora y Botas, o Bob y Patricio,

 

Siempre nos dábamos apoyo y los mejores consejos,

Cuando yo tenía algún problema o preocupación,

Ella siempre me escuchaba y me daba grandes consejos,

Me daba soluciones, por eso este poema es para una amiga especial,

 

Hace un tiempo que estamos separadas, pero los recuerdos nos consuelan

Aunque claro hoy la tecnología nos acerca,

No importa donde estemos y cuantas cosas hayan pasado,

Si es un océano y un continente los kilómetros que nos separan,

Seguimos siendo las mejores amigas del mundo,

 

Cuando alguien me pregunta si he tenido una amiga ideal,

Tu siempre llegas a mi mente y es que tu eres esa amiga,

Por eso estos poemas para una amiga especial,

 

Si en algún momento te falle te pido perdón,

Pero en algunas ocasiones debí ser fuerte y decirte alguna verdad,

Créeme que muchas veces me dolía más a mí que a ti,

Sabes que siempre podrás contar conmigo, soy tu amiga de verdad,

 

Ahora solo espero que nuestros hijos sean los mejores amigos,

Y hasta más que eso sean hermanos como nosotras,

Por eso mis palabras y poemas son para una amiga especial.