ABUELA GREGORIA

 

Mi abuela Gregoria era analfabeta

pero sabía el nombre de las constelaciones

y de las raíces que curaban los catarros

la anemia

la tuberculosis

y la lepra

Ella me enseñó a disfrutar la música de Andrés Cisneros

el cantor de Caracas

los tangos de Gardel

y los sonidos de la sabana

me contó de Laureano

el profeta Enoc

de la “jumacera” del candelorio

que dejaba a su paso

me dijo que fue el año catorce del siglo veinte

porque ella tenía catorce añitos

y poquito después llegó la langosta

cayó como una nube negra sobre la aldea

no se veía a tres pasos

todo lo verde desapareció

el día que fue noche

y de la creciente del cuarenta y cinco

también me habló

me dijo que acabó con el hambre vieja y dejó una nueva

mi abuela Gregoria Pérez

es una novela de capítulos interminables

todavía la leo

y siento sus manos acariciándome el cabello

recostado sobre su pecho.

 

Escrito por:
Alberto Jose Perez