MI CABALLO AZUL

alberto jose perez mi caballo azulUn día llegué cansado a mi casa

 

sólo deseaba

bañarme

comer en silencio

y sentarme en el patio

a mirar el cielo

como lo miran los poetas

y así lo hice

 

al poco rato

comencé a galopar

un caballo azul

que Gonzalo Fragui me regaló

de su hato sideral

 

los ojos del caballo

parecían candelitas de diciembre

y su crin los cabellos de un dios griego

 

era de un paso muy sereno y bonito

quise llamarlo Alfonso como mi padre

 

anduve en él

por todas mis edades

saludé a los que me vieron pasar en mi caballo

 

daba gusto escuchar su relincho

entre los bancos de nubes

y ver la tierra montado en mi caballo azul

una maravilla

 

por eso es que me gustan los patios

y el silencio de la noche

para mirar el cielo como lo miran los poetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *