TIA MARIA

 

Mi tía abuela María Pérez

era una gran vendedora

solía ofrecer sus guayabas

cuando todo el pueblo flotaba en su aroma

regresaba sin una el balde

Natividad

su marido

se rascaba la cabeza

apenas la veía irse por la calle del río

él era un hombre de la sabana

y ella

mi tía

la más pura imagen

de un mundo chiquitico

donde todos éramos felices

jugando a la codúa en el lomo del río.

Escrito por:
Alberto Jose Perez