INFANCIA

Tuvimos un naranjo

el oro de la retama

y la dulzura de la cemeruca

en el patio de la casa

Tuvimos su sombra

bajo de ella soñábamos el mundo

mis primos

mis hermanos y yo

mirando la otra orilla del río.

 

Escrito por:
Alberto José Perez