Que me sirvan copas de centellas

copas centellas poema alberto jose perez

Para Orlando Araujo

Siempre estarás aquí

en los rincones de neblina

que dispuso Dios para tu tierra

conversaremos con el amoroso Maestro Avelino Moreno

de los caballos que montabas

mientras Neko Rangel

deliraba por el amor de Diosa

Reiremos

seguro

volverás a decirme

que soy tan de Apure

que casi soy de Calderas

ay

pero el dolor Orlando

el dolor que tengo

está en mí

como una noche de serpientes

pero debo abrir los ojos temprano

antes que me acuchille la miseria

que casi te convierte en ministro

pediré que me sirvan copas de centellas

que pongan la voz de los ríos

por sobre toda la bruma del mundo

compañero de viaje.

Un comentario sobre “Que me sirvan copas de centellas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *